Entradas

Historias CSL. Miguel Reymundo Santos, Coordinador General de la Asociación Estrella Azahara.

Miguel Reymundo Santos es Educador Social y Psicopedagogo. Ejerció como educador y director en centros de protección de menores y actualmente y desde el año 2011 es el Coordinador General de la Asociación Estrella Azahara, entidad que trabaja desde la educación por la inclusión de menores, jóvenes y adultos en situación de vulnerabilidad social, principalmente en la barriada de Las Palmeras de Córdoba.

“El Córdoba Social Lab espero sea considerado un hito en la historia del tercer sector de Córdoba de aquí a algunos años”.

Quizás las expectativas que tenga puestas en él sean muy altas, pero creo que el trabajo en red, el trabajo compartido, el apoyo y la solidaridad entre Organizaciones no lucrativas (ONLs) es la mejor forma de avanzar y crecer en una sociedad que cada vez nos pone el trabajo más difícil a todos los niveles.

Desde el prisma personal y profesional, formar parte de CSL es sinónimo de enriquecimiento. Compartir experiencias y situaciones con otras personas que trabajan en entidades sociales que viven situaciones similares, conocer otras instituciones que quizás tengan menos que ver con la tuya pero de las cuales puedes recibir muchos aprendizajes, participar de formaciones específicas y directamente relacionadas con la innovación social, organizar y formar parte de jornadas, y un largo etcétera de posibilidades son las que brinda CSL a los participantes.

Las entidades miembro, se benefician de todo lo anterior, ya que ese enriquecimiento, ese crecimiento personal de los representantes de las entidades en el laboratorio, se traslada a la organización y su funcionamiento. Así mismo, formar parte de Córdoba Social Lab aporta visibilidad y la posibilidad de trabajar a niveles que, algunas entidades pos si solas, serían imposibles de alcanzar.

Las organizaciones no solo reciben, sino que como comentaba anteriormente, la mayor fuente de enriquecimiento dentro de CSL es el intercambio. Desde la organización a la que pertenezco, Estrella Azahara, que forma parte y se nutre de una institución como La Salle, pionera en implantación de metodologías relacionadas con la innovación educativa y con más de 300 años de historia, podemos aportar mucho al laboratorio desde la que es nuestra razón de ser: el trabajo social desde la educación de menores, jóvenes y adultos en riesgo de exclusión social. Muchos de esos métodos innovadores y relacionados con la educación, Estrella Azahara los adapta a la educación no formal. En La Salle, además, contamos con una Red de Obras Socioeducativas que se distribuyen por todo el territorio nacional trabajando de forma coordinada, algo que hace que no paremos de avanzar. Así mismo cabe añadir que nuestro trabajo se desarrolla por completo en el barrio de Las Palmeras, incluso nuestra sede se ubica en esa zona declarada con necesidades de transformación social, razón por la cual la relación con los agentes de la zona y el contacto directo viviendo el día a día con los vecinos, también es algo que poner en valor.

El año pasado se dieron grandes pasos en cuanto a madurez se refiere en CSL con el desarrollo del nuevo Plan Estratégico y la revisión del documento de organización y funcionamiento. Es por esto que este año va a ser seguro más productivo y, como era inquietud de muchas de las entidades miembro, empezaremos a trabajar en líneas de acción concretas en cuanto a la relación de ONLs y empresas, así como en comunicación y sensibilización para mejorar la visibilidad del tercer sector en Córdoba.

Nos queda mucho camino que recorrer en CSL, pero hemos empezado ya a caminar y a dar pasos firmes. Aunque siguen lejanos, cada vez estamos más cerca de los objetivos que nos planteamos como grupo, pero lo mejor es que ese caminar juntos nos enriquece cada día.