Entradas

La sistematización de experiencias, produciendo conocimiento para el cambio social. Cic Batá.

Para transformar la realidad, hay que comprenderla. Ello nos plantea el reto de  producir conocimientos a partir de nuestra inserción concreta y cotidiana en procesos sociales específicos que hacen parte de esta realidad. Si nuestra inserción se da principalmente a través de procesos de educación, promoción y organización popular, tenemos allí un excelente punto de partida, precisamente por la riqueza y multidimensionalidad de estas experiencias”. (La sistematización de experiencias: práctica y teoría para otros mundos posibles. Oscar Jara. Ed. CINDE)

El Centro de Iniciativas para la cooperación BATÁ incorporó en su metodología para los procesos edu-comunicativos, basada en los postulados de la educación popular , la sistematización como una necesidad de aprender de nuestras prácticas y experiencias relacionadas con nuestro entorno y con las personas participantes en nuestras actividades. Intentando aportar a una educación para el desarrollo que se va construyendo desde el análisis crítico de los procesos de educación y comunicación.

La sistematización surge durante la decada de los 80 ante la necesidad de recuperar y comunicar las experiencias de educación popular, promoción, trabajo social, que ya tenían una trayectoria de varios años de duración.

Entendemos la sistematización como un aporte a la producción de conocimiento desde y sobre lo particular y lo cotidiano, enriqueciendo, confrontando y cuestionando el conocimiento existente sobre esos procesos sociales, para que sea cada vez más adecuado a las condiciones rápidamente cambiantes de la realidad en nuestros países; en este sentido busca no solo entender las situaciones, procesos o estructuras sociales en las que participamos, sino que, en lo fundamental, busca conocer cómo se producen nuevas situaciones y procesos que pueden incidir en el cambio de ciertas estructuras. Permite incentivar un dialogo entre saberes: una articulación creadora entre el saber cotidiano y los conocimientos teóricos , que se alimentan mutuamente. 

En este sentido la sistematización es una metodología necesaria para favorecer  procesos de creación, de realización  y difusión de nuevas prácticas sociales en áreas muy diferentes de la sociedad que procuren nuevas o mejores soluciones a los problemas o las circunstancias cambiantes en una sociedad con enfoque de cambio.

Pautas para conceptualizar la sistematización.

1.Cuando recuperamos el proceso vivido y reconstruimos la historia de la organización, estamos en el camino de la sistematización.

2.Conocer una dimensión o aspecto de la realidad de la cual nos hacemos cuestionamientos, lo podemos considerar como una sistematización.

3.Ser actores y actoras con una clara intención de transformar la realidad nos da potencialidad de poder sistematizar nuestra experiencia.

4.La sistematización la realizamos para monitorear el cumplimiento de objetivos y los alcances de resultados.

5.El proceso permanente de creación de conocimientos desde nuestra experiencia, enriquece, confronta y modifica el conocimiento teórico, esto como un fin de la sistematización.

6.Sistematizar es una opción política e ideológica que aporta en la transformación de la realidad

A diferencia de la evaluación, la sistematización no se centra en los resultados obtenidos o en el impacto logrado, sino que se centra en el desarrollo de la experiencia, en el proceso mismo, en su dinámica, en sus avances, en sus rupturas, en sus retrocesos.

Incorporar esta metodología en nuestros procesos como organizaciones sociales nos va a procurar una retroalimentación que va a fortalecernos y nos va a poner en mejor posición para afrontar las circunstancias cambiantes de nuestro entorno y para hacer posibles las transformaciones sociales que pretendemos.

 

Emprender con Design Thinking, por Rocío García Ramos, CEO de Dinngo.

Ya han pasado varios años desde que emprender se puso de moda. Muchas personas, más de lo habitual, decidieron aprovechar sus circunstancias para lanzar un nuevo producto o servicio. En definitiva, empezar un nuevo proyecto. La mayor parte de ellas se encontraron en las mismas circunstancias que las empresas ya existentes: entraban a formar parte de sectores colapsados por la oferta, en la que la ventaja entre los participantes era puramente comparativa y pocas veces competitiva. Esto tenía como consecuencia terminar ahogadas en sus esfuerzos por llevarse una pequeña parte del pastel. Si te suena esta situación, es que probablemente hayas leído el fantástico libro: “La estrategia del Océano Azul”.

Cuando comenzamos un nuevo proyecto generalmente nos acompaña una gran dosis de entusiasmo y de optimismo, y la seguridad de que nuestra idea es fantástica. Pero cuando vamos avanzando en el desarrollo de nuestra solución, a menudo encontramos que nuestra idea no es tan original, o que a nuestros clientes no les entusiasma tanto como a nosotros. Combatir esto es clave para el éxito, y más si nuestro proyecto está enmarcado dentro del emprendimiento social. Si queremos desarrollar soluciones que ayuden a las personas, debemos entender realmente las necesidades de los usuarios para los cuales estemos trabajando. Es difícil pero se puede hacer, sobretodo si dominas el Design Thinking.

El Design Thinking es un método que te permite desarrollar soluciones innovadoras que estén basadas en las necesidades reales de los usuarios. Actualmente muchas empresas lo utilizan en sectores muy diversos: salud, tecnología, banca, incluso innovación social. Está caracterizado por tres aspectos principales:

Debes empatizar con tu usuario y su contexto: No podemos tomar decisiones en base a suposiciones, sino que debemos conocer los problemas, necesidades, deseos y contexto de las personas para las cuales estemos planteando una solución. Y a eso sumarle una investigación exhaustiva de tendencias y referentes actuales.

Pongamos un ejemplo: Hace unos años hubo una iniciativa en África, que consistió en poner una depuradora de agua con una tienda en la que las mujeres podían llevarse bidones de agua limpia a un precio simbólico. Y así ahorrarse kilométricas caminatas hacia el pozo más cercano, que generalmente estaba corrompido. ¿Pensáis que funcionó? Pues no, porque las personas encargadas del proyecto no eran conscientes de que esas largas caminatas permitían a las mujeres hablar entre ellas, socializar, y contarse sus novedades y problemas mientras estaban lejos de sus maridos.

Entender a nuestros usuarios es crucial para desarrollar soluciones de éxito. Hace unos meses, en Dinngo, una multinacional nos pidió idear un proyecto para mejorar la comunicación entre sus empleados. Una cosa que descubrimos tras empatizar con muchos de ellos era que llevaban años hablando con personas vía teléfono o mail, pero que no conocían sus caras. Esto no lo habríamos descubierto si no hubiéramos hablado con ellos. Y tenerlo en cuenta en la definición de la solución les aportó mucho valor. Cuanto más valor aportes a tus usuarios, más aceptación y potencial de cambio tendrán tus proyectos. 

El Design Thinking defiende, además, que hay que trabajar de forma colaborativa. Cada persona puede aportar, no sólo por su perfil profesional, sino por su bagaje personal. Por lo tanto promueve la creación de equipos heterogéneos en sexo, cultura y edad. Personas que sean curiosas, y capaces de pensar de forma divergente, poniendo en duda el Status Quo. En definitiva, equipos que no hayan perdido su mentalidad de niños.

Basado en esto nació, por ejemplo, la red internacional “Change by Design”, que enseña a niños de todo el Mundo los fundamentos del Design Thinking para que den con soluciones innovadoras a problemas de su comunidad.

Finalmente, otro de los rasgos fundamentales del Design Thinking es el fomento de la diversión. Defiende que las personas que se lo pasan bien mientras trabajan son más productivas, tienen menos miedo a equivocarse, y terminan proponiendo soluciones más innovadoras. Esto es algo que se toma muy en serio Google, que permite a sus trabajadores dedicar un 10% de su tiempo a desarrollar proyectos propios, fomentando así la innovación dentro de la empresa.

Por lo tanto, si quieres desarrollar proyectos de éxito, comienza por practicar estos fundamentos del Design Thinking, poniendo en valor a tus usuarios potenciales, y también a tu equipo. Este es el principio. Para saber cómo es el proceso y algunas de sus técnicas, te recomiendo que visites nuestra plataforma: “Design Thinking en Español”. Por cierto, nació con el objetivo de democratizar el acceso a información sobre el método para toda la comunidad Iberoamericana, y para idearlo, usamos Design Thinking. A día de hoy ha superado las 110.000 páginas vistas al mes de más de 130 países. El Design Thinking funciona…¿A qué esperas para practicarlo?.

 

En el primero de los encuentros CSL en este 2018 el grupo ha utilizado herramientas de visualización creativas como el prototipado a través de “Lego”

El pasado 3 de Mayo el grupo motor de Córdoba Social Lab volvió a reunirse en su espacio habitual para celebrar el primero de los encuentros de este 2018. En esta primera sesión, el grupo ha continuado con el plan de acción para las actividades previstas en el Plan Estratégico de CSL para 2017 y 2018. 

Además, a este encuentro, se unieron tres nuevas organizaciones: Acpacys, Apannedis y Fundación Social Universal, sumando ya las 35 entidades en CSL. 

La Asociación cordobesa de parálisis cerebral y otras afecciones similares, Acpacys, la Asociación de Padres y Amigos de Niños con Necesidades Especiales para su Desarrollo e Integración Social, Apannedis, y la fundación montillana Fundación Social Universal, dedicada a acción local y cooperación internacional, pasan a formar parte de Córdoba Social Lab para compartir aprendizajes y generar nuevas maneras conjuntas de enfrentar los desafíos sociales en Córdoba capital y provincia desde una visión de innovación y transformación sociales.
Las nuevas entidades también han podido conocer de primera mano las herramientas y metodologías creativas que utilizamos en Córdoba Social Lab, herramientas que ayudan a la generación de ideas y fórmulas imagina-
tivas como el prototipado, para lo que hoy hemos utilizado “Lego”, permitiéndonos visualizar qué acciones queremos hacer y cómo lo vamos a hacer.

 

La creación de una tienda de ropa sostenible como respuesta innovadora a nuevos desafíos: el Proyecto Libertiendas.

Libertiendas es una iniciativa comercial y solidaria que fue inaugurada en Córdoba en enero de 2014. Gracias a la colaboración de distintos agentes clave, entre ellos las más de 80 personas voluntarias con las que cuenta Prolibertas, hoy se ha consolidado el proyecto que nació hace 3 años en nuestra ciudad. Eduardo García, Director del Comedor Social de los Trinitarios en nuestra ciudad, nos cuenta en base a qué desafío surge este proyecto, qué impacto positivo tiene en la ciudadanía de Córdoba y cómo prevé seguir creciendo en los próximos años.

“El proyecto Libertiendas surge a raíz de una conjunción de circunstancias en la Fundación Prolibertas en Córdoba: de un lado, la realidad de nuestro ropero social en el cual se generaba una gran cantidad de ropa que no era útil para las personas usuarias del comedor ni para las familias, lo que suponía un excedente de ropa que se desechaba y que no aportaba ningún valor para la entidad; de otro lado, teníamos la posibilidad de usar un local propiedad de la Orden Trinitaria, en el centro de Córdoba, que estaba dispuesta a cedernos. A esto se unen los objetivos marcados por el Plan Estratégico de la entidad 2010-2014 que establecía entre otros, buscar nuevas formas de financiación, comenzar con un modelo de autofinanciación y sobre todo potenciar la inclusión social de nuestros beneficiarios desde nuevas líneas de intervención. 

Con esta realidad y con la importante colaboración de varias personas voluntarias, se elaboró un proyecto de plan de empresa para estudiar la posibilidad de crear una tienda para la venta de este excedente de ropa, que permitiera generar recursos para la financiación de nuestros programas sociales. Esta iniciativa se presentó a Fundación Cajasur, de quienes recibimos muy buenas aportaciones para enfocar mejor el proyecto, de forma que no fuese un proyecto puramente economicista, sino que aportase un mayor valor social enfocándolo hacia el reciclaje de ropa y  la generación de formación y empleo para personas en riesgo de exclusión social. Con la cesión del local por parte de la Orden Trinitaria y gracias al apoyo económico de la Fundación Cajasur, hicimos obras de reforma y adaptación, contratamos a una persona a jornada completa en la tienda y pusimos en marcha el proyecto.

En estos primeros años, podemos decir que hemos conseguido consolidar la tienda como negocio, estamos consiguiendo contribuir a la autofinanciación de nuestros programas sociales y se mantiene un puesto de trabajo a jornada completa. Actualmente nos quedan dos objetivos por terminar de desarrollar: 1.- La incorporación laboral de personas en exclusión social y 2.- La formación mediante talleres ocupacionales. Nuestra idea es que Libertiendas crezca y que tenga cabida en el proyecto tanto personal de estructura como personal con perfil de exclusión social. En esta línea, el año pasado comenzamos, con la ayuda de Fundación Cajasur, un estudio de viabilidad para replicar Libertiendas, en el que analizamos la posibilidad de crear una empresa de inserción para mujeres en riesgo de exclusión social. Hasta ahora, la labor de recogida y clasificación de la ropa la hace el personal voluntario del Comedor, el personal voluntario de la tienda y la persona que está contratada.

La ropa llega a través de donaciones de particulares y empresas, se almacena y posteriormente nuestro voluntariado hace el proceso de clasificación: la mayor parte de esta ropa va a “ventanilla” para ser repartida a las personas sin hogar que demandan el servicio de ducha, así mismo, otra gran parte se destina a los pedidos que hacen familias  derivadas por Servicios Sociales o por otras entidades. La ropa completamente nueva, con etiquetas y que encaja con el perfil de compradores de la tienda, va a nuestras Libertiendas. El resto, la ropa que no puede ser repartida, se vende al peso a empresas de reciclaje. Las ganancias de las ventas de ropa van destinadas a la financiación de nuestros programas sociales.  Por tanto, toda la ropa que es donada a Prolibertas tiene un beneficio social. En el año 2016: se atendieron 137 servicios a familias lo que se traduce en unos 600 beneficiarios directos; se entregaron 59 “canastillas” para neonatos y se ofrecieron  4.375 servicios de ropero social a personas sin hogar o en riesgo de exclusión”.

Prolibertas recibe a diario en su comedor a unas 70 personas y ofrece ducha y ropa limpia “en ventanilla” todos los lunes, miércoles y viernes.

“Otro de los beneficios que nos ha aportado Libertiendas es que nos ha introducido en el ámbito de la economía social. Los dos últimos años, por ejemplo, hemos participado en la Feria de Economía Social y Solidaria que tiene lugar en el entorno de la Calahorra y junto al Ecomercado y que es organizada por IDEAS y la Red de Economía Solidaria (REAS).

También, Libertiendas nos ha metido de lleno en el mundo de la innovación social. Este proyecto nos permitió ser incluidos en el estudio “La innovación en las entidades de acción social de la provincia de Córdoba” realizado por la Universidad Loyola Andalucía, y que nos dio la entrada al Córdoba Social Lab y subirnos a un tren que no queríamos perder, el de la innovación social. La formación en CSL nos ha posibilitado ampliar perspectivas y contaminarnos de las ideas de la innovación y cómo trabajar estos temas e introducirlos en la entidad, tanto a nivel de Córdoba como en el resto de Delegaciones. Hoy día tenemos Libertiendas en Córdoba y en Madrid y contamos con una Escuela de  Capacitación y Emprendimiento Hostelero en Algeciras, donde se forma a chicos y chicas procedentes de colectivos en riesgo de exclusión social en hostelería y emprendimiento”.  

Prolibertas apuesta por continuar trabajando para dar, no solamente acogida, asistencia y atención social de calidad, sino para contribuir al empoderamiento, la autonomía y la plena participación social de todas que las personas que son beneficiarias de nuestros recursos.

Las entidades del Tercer Sector: gestoras del cambio social.

Esta semana en Córdoba Social Lab hemos concluido la formación en medición de impacto social impartida por los compañeros y compañeras de la Universidad Loyola Andalucía.

El equipo de expertos, integrado por miembros del grupo de economía social e innovación social de la citada universidad, ha organizado un taller formativo de 20 horas de duración para enseñar a las entidades de Córdoba Social Lab a utilizar la metodología SROI (Retorno Social sobre la Inversión), para lo que ha contado con el apoyo de Fundación Cajasur.

La metodología SROI es una herramienta que permite a nuestras organizaciones poner en valor mediante evidencias, hechos y datos, lo que estamos haciendo y mejorar la capacidad predictiva sobre el impacto que tiene determinado tipo de proyectos. Supone un ejercicio de reflexión acerca de cuál es el sentido de nuestra organización y de cómo está impactando positiva o negativamente lo que hacemos en la sociedad, en los empleados, en los usuarios, en las administraciones públicas, en otras organizaciones, etc. Todos estos grupos de interés es lo que también se conoce como stakeholders.

La evaluación de impactos mide cómo ha influido nuestra intervención en la vida de nuestros stakeholders, en qué parte ese cambio ha sido producido por nuestra intervención, o qué hubiera pasado si yo no hubiera intervenido. No se trata de medir solamente aquello tangible, sino los impactos intangibles: la mejora en la calidad de vida de las personas, la autoestima, la felicidad,etc.

Las organizaciones del Tercer Sector, como gestoras del cambio social, hemos de trabajar porque nuestras intervenciones sean cada vez más pertinentes, eficaces,eficientes, viables y de calidad, a lo que nos ayuda aplicar metodologías innovadoras como la SROI, procurando con ello acercarnos más al cambio que queremos generar.

“Debes entrenarte, trabajar duro y colaborar un montón”. Diego Chitarrini.

Queremos agradecer de manera especial a nuestro compañero en el viaje de la innovación social, Diego Chitarrini, por compartir a través de este inspirador artículo, su experiencia y visión acerca del futuro de la innovación social. 

“Creo que la emprendeduría social y el changemaking serán las habilidades y capacidades más importantes en los próximos 20 años: será fundamental para vivir nuestra vida de manera efectiva como ciudadanos, miembros de una comunidad y emprendedores.

Para mí, el changemaking significa que si observas un desafío y quieres un cambio social a todos los niveles, no debemos quedarnos protestando inactivos: debes entrenarte, trabajar duro y colaborar un montón para construir una comunidad alrededor de tu visión, ganar masa crítica y cambiar todo el  paradigma. Así es cómo comenzaron todas las grandes innovaciones sociales.

Yo escuché hablar de innovación bastante tarde, cuando estaba terminando mi licenciatura en Administración de Empresas, y fue como: “¡Wow ¿qué estaba haciendo yo trabajando en una empresa vendiendo cosas?! Este es el tipo de comunidad con el que yo quiero estar involucrado”. Desde entonces, me interesó más y más, terminé un Máster en Gestión de Empresas Sociales y empecé a involucrarme durante el último año de mis prácticas y después como voluntario en Ashoka Italia. Ya conocía la Red Internacional Ashoka y aproveché la oportunidad de experimentarlo desde dentro. Ha sido un conocimiento muy valioso para mí, ya que he tenido la oportunidad de aprender del equipo y de una comunidad mundial de agentes de cambio con miles de proyectos innovadores, que maximizan su impacto y fomentan el cambio social a través del intercambio de información, recursos educativos, ejemplos concretos y práctica.   

Ahora estoy enrolado en un proyecto de desarrollo juvenil llamado Youth Press Agency, un proyecto internacional de periodismo colaborativo. He tenido la oportunidad de trabajar y aprender del Ashoka Fellow Paulo Lima, fundador de Viracao y Viracao&Jangada, un emprendedro social de Brasil que tiene más de 20 años de experiencia en desarrollo juvenil y cooperación internacional. Para daros un ejemplo concreto de qué significa tener una Beca Ashoka, considerad que gracias a la Red Ashoka, tuvimos la oportunidad de conseguir 6 meses de consultoría por parte de JP Morgan para desarrollar el modelo operativo para la Youth Press Agency, escalar nuestro impacto y llevar nuestro modelo edu-comunicativo a más países. Nuestra meta es involucrar a un gran número de gente joven en una comunidad de aprendizaje entre iguales que fomente el activismo, el diálogo intergeneracional y el pensamiento crítico: una comunidad global de ciudadanos del mundo, donde los asuntos de adolescentes y la juventud puedan ser puestos sobre la mesa de debate internacional y aprendan procesos por ellos mismos.

Realmente creo que la innovación es el nuevo paradigma para los negocios y la política. La salvación y ayuda para las injusticias sociales y los fracasos del mercado no pueden esperarse desde arriba: la gente, las comunidades, empresas e instituciones debemos juntarnos y cooperar para aportar las mejores innovaciones sociales, salidas del mercado y la comunidad, para escalar y alcanzar el mayor impacto social posible. Esta debería ser la nueva manera de afrontar los desafíos. Esto es lo que vi durante la experiencia en Unleash, ya que llegué a conocer a otros agentes de cambio que compartían la misma visión, vivían los mismos problemas y estaba lleno de ideas brillantes y sueños. Estoy muy agradecido a Euforia por organizar este formato.

A pesar de que parece que vivimos en una era bastante oscura y ambigua, aún creo que el cambio global positivo es posible, si realmente lo queremos. Mi corta experiencia me ha enseñado que si las nuevas generaciones quieren el cambio social, tienen que trabajar duro, colaborar y comunicarse de manera efectiva con todos los actores clave involucrados. ¡Es duro pero factible!

Por esto es por lo que mi sueño es continuar trabajando en el ecosistema, implicarme y aprender de los nuevos proyectos innovadores, y conocer a personas extraordinarias de todo el mundo. Aún no sé si será poniendo en marcha mi propio negocio, trabajando como un intra-emprendedor [comportamiento y actividades emprendedoras dentro de una organización] u otra cosa, pero quiero contribuir con mi parte en el cambio de paradigma que estamos experimentando y que se hará más y más visibles en los próximo 20 años, como realmente pienso que ocurrirá”.

 
* Texto traducido y adaptado por Ana Rojas. Escrito por Diego Chitarrini (participante de Italia en Unleash Project Internacional)

Generaciones de cambio. Un acercamiento a través de la organización suiza Euforia.

Marietta Scheurmann es diseñadora y facilitadora de programas en la organización Euforia (Suiza), una empresa de innovación social integrada por gente joven y comprometida con la transformación social a través de la generación de soluciones audaces a los desafíos sociales, ambientales y económicos más urgentes en la actualidad.

Euforia organiza distintos programas y formaciones dirigidas a promover la adquisición de capacidades que posibiliten esta generación de cambio e impacto sociales, como el Proyecto Internacional Unleash, en el que han participado tres compañeras de Córdoba Social Lab, quienes se han formado de manera especial en la metodología Radical Collaboration.

Finalizado el encuentro, Marietta accede amablemente a compartir con nosotros/as más detalles sobre esta actividad y su experiencia.

 

– Un equipo de representantes de Córdoba Social Lab acaba de regresar de Unleash Project liderado por tu organización, ¿podrías explicarnos por qué y para qué surge Unleash Project?

“Claro que sí. Unleash Project nació a partir de observar una cultura laboral de la era industrial cada vez más inefectiva – no crea mucho valor, bienestar e impacto ni a nivel personal, ni interpersonal, organizacional o comunitario. Lo del nivel personal (agotamiento laboral, etc.), interpersonal (competición y falta de confianza, etc.) y comunitario (contaminación etc.) no es ninguna novedad. Sin embargo, lo del nivel organizacional es algo relativamente reciente – ya que debido a fenómenos como la digitalización y el ritmo rápido de cambio actual, las organizaciones poco a poco se dan cuenta que los viejos modelos de trabajo ya no son efectivos.

“¡En Unleash Project soñamos con organizaciones en las que el bienestar e impacto a nivel personal, interpersonal, organizacional y comunitario vayan de la mano!”

En Unleash Project ¡soñamos con organizaciones en las que el bienestar e impacto a nivel personal, interpersonal, organizacional y comunitario vayan de la mano! Para todos aquellos que sienten energía por esta visión, el Unleash Project ofrece (a través de cuatro fines de semana al año en Suiza) un programa continuo de exploración y experimentación de actitudes, métodos, metodologías y herramientas innovadoras que tienen el potencial de “unleash” (provocar) más impacto y más bienestar a los diferentes niveles de vida.

 El Unleash Project Internacional en el que participó el Córdoba Social Lab fue una mini-versión intensa de este programa, compartiendo el programa de manera experiencial con 22 changemakers (agentes de cambio) jóvenes fantásticos de toda europa”.

 

–  ¿Qué es para ti un “agente de cambio”? ¿Existe para ti innovación social sin “agentes de cambio”?

“Para mí un agente de cambio es alguien que siente que nuestra sociedad, nuestra vida y nuestra realidad directa están siendo co-creadas por cada uno en cada momento. Entonces, en vez de sentirse víctima de un mundo pre-hecho, un agente de cambio contribuye a crear una sociedad y una realidad deseable – ya sea a nivel personal, interpersonal, organizacional o societal. Y de hecho, por mi experiencia reciente, sospecho que todo cambio comunitario u organizacional sostenible, debe al menos ser acompañado de un cambio en el ser humano. La innovación social requiere seres humanos que se sientan co-creadores 🙂

“Un agente de cambio contribuye a crear una sociedad y una realidad deseable”

 

–  ¿Qué nos dirías de Euforia?

“Haha, Euforia a veces es difícil de describir, ya que evolucionamos constantemente. Para mí, somos una comunidad de gente (incluso en varios continentes) que nos sentimos agentes de cambio en este mundo y que creamos eventos y proyectos que crean autenticidad, conexión y diálogo verdadero, y que inspiran a los participantes a crear y vivir el mundo que quieren por su cuenta. Lo que nos permite crear todo esto es nuestra experiencia en metodologías de facilitación, experiencia en desarrollo personal, organizacional y de equipos, así como la red de contactos, socios y colaboradores que tenemos.

Mi participación en nuestro primer imp!act en 2010, realmente cambió mi vida.  Otro momento genial fue el lanzamiento del Unleash Project el año pasado. Lo que sentí realmente innovador y tan “real”, es el enfoque de “exploración común” en vez de “aprendizaje”, y las posibilidades que nos da para colaborar con otros formadores, facilitadores y agentes de cambio, y aprender los unos de los otros”. 

 

–  Las compañeras de Córdoba Social Lab, vienen entusiasmadas con la metodología “Radical Collaboration”, ¿qué podrías decirnos de esta metodología? ¿Ha cambiado esta metodología en algo tu vida personal y profesional?

“¡Y nosotros todos también estamos entusiasmados con “RC”! Es la herramienta más poderosa que encontramos para crear relaciones que fomentan bienestar e impacto – una metodología que vivimos en los equipos de Euforia, que integramos ya en parte en la mayoría de los talleres que hacemos, y ahora que estamos certificados, también damos la formación completa.  

“[Radical Collaboration] Es  la herramienta más poderosa que encontramos para crear relaciones que fomentan bienestar e impacto”

La crearon un juez/mediador y un psicólogo estadounidenses (Jim Tamm & Ronald Luyet) que, después de observar el desgaste en las relaciones tras el paso por los tribunales, sepreguntaron si individuos y organizaciones podían aprender de la colaboración. Se trata de una colección de ejercicios, reflexiones y teoría que nos entrenan en las 5 habilidades/actitudes necesarias para ser capaz de crear relaciones satisfactorias (y efectivas), ya sea a nivel personal o a nivel profesional. Dura 3 días y  puedo decir que el impacto y aprendizaje continuo se hace en el interior de uno de manera automática después. 

“5 habilidades/actitudes necesarias para ser capaz de crear relaciones satisfactorias (y efectivas), ya sea a nivel personal o a nivel profesional”.

A mí me sigue ayudando a tener una mejor conexión conmigo misma, a comunicar de manera más armoniosa y coherente, y a crear situaciones de beneficio mutuo para todos”.

 

–  En esta ocasión, el programa iba dirigido a un público mayoritariamente juvenil. ¿Tenéis experiencia en trabajo con otros públicos? ¿Y con organizaciones? ¿De qué tipo?

“Sí, es lo que me motiva también un montón en Euforia. Desde hace varios años hemos visto que esas temáticas de cultura organizacional (autenticidad y colaboración,  changemaking, co-creación e innovación)  interesan mucho a las organizaciones, ya sean empresas, ONGs o instituciones públicas. Por los cambios de los que hablamos antes (digitalización, transparencia y redes sociales, agotamiento laboral, crisis del medio ambiente, globalización y ritmo rápido de cambio), las organizaciones buscan nuevas maneras de organizarse, de trabajar juntos y de relacionarse.

“Las organizaciones buscan nuevas maneras de organizarse, de trabajar juntos y de relacionarse. […] Hay una re-orientación en el sector empresarial, muchos tienen la necesidad de explorar nuevas maneras de trabajar juntos“.

Por ello desde 2013 hemos co-creado y facilitado programas largos o cortos con grandes empresas en Suiza como la Swisscom (Telecomunicación), Postfinance (Banco) o la Migros (alimentación), y también con una ONG (WWF Suiza). En esos programas facilitamos experiencias inspiradoras, diálogos profundos y prototipado de soluciones sobre temas como la cultura organizacional, la innovación, el liderazgo, o la gestión de diferentes generaciones. También tenemos previsto empezar a dar la formación “Radical Collaboration” en organizaciones – por la experiencia de otros formadores sabemos que hay un gran interés por esta temática, y el programa tiene todavía más impacto cuando los participantes trabajan juntos, ya que se crea una experiencia, nueva cultura y lenguaje de colaboración común”.

 

–  En Córdoba Social Lab nos hemos marcado como objetivo estratégico para los próximos dos años, iniciar procesos de colaboración con empresas de Córdoba. ¿Crees que podríamos utilizar este tipo de metodologías también para inspirar al sector empresarial?

“Mi respuesta es un Sí muy claro. Hay una re-orientación en el sector empresarial, muchos tienen la necesidad de explorar nuevas maneras de trabajar juntos, nuevos modelos que responden más a la motivación intrínseca del individuo, que crean una mayor colaboración y utilizan la inteligencia colectiva de todos los colaboradores”.

Participación de CSL en encuentros de innovación social

Con el objetivo de conectar con otras experiencias de innovación social de ámbito nacional e internacional, personas y entidades de CSL participan en distintos foros y encuentros, como ha sido el Foro NESI en Málaga, entre los días 19 y 22 de Abril, o el Proyecto Unleash, que tendrá lugar en Ginebra (Suiza) durante la primera quincena de Mayo y reunirá a distintas organizaciones en una formación intensiva de 8 días.

Valentina Lucena, Fundación Hogar Renacer

El Foro NESI, Foro de Nueva Economía e Innovación Social, reunió en el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga a diversos actores de cambio y líderes internacionales para “pensar, dialogar y asentar las bases de una Nueva Economía basada en valores y en el Bien Común”. Conferencias, workshops, espacios de encuentro, materiales reciclados y ecológicos, música, networking,…un espacio cuidado en detalle para fomentar la reflexión en torno a la felicidad y a cómo “la economía debe estar al servicio de las personas y no al revés”. Puedes acceder a la sala de prensa pinchando aquí.

El Proyecto Internacional Unleash reunirá a 21 personas de organizaciones de toda Europa, entre las que se encuentran, gracias a la intermediación de Cosfera,  las organizaciones de Córdoba Social Lab, representadas por ADSAM, Fundación Xul y la propia Cosfera. En Ginebra, tendrá lugar una formación intensiva de ocho días durante los que trabajaremos el diseño e implementación de proyectos de impacto social desde un punto de vista integral. De esta manera, los primeros días del encuentro están especialmente enfocados en el desarrollo y trabajo personal, para pasar a la gestión y trabajo en grupo y por último al impacto en la comunidad donde aplicar nuestros proyectos posteriormente. Esperamos que se trate de una metodología interesante y que podamos compartir y aplicar en CSL.

Acuarela de Barrios, Asociación Parkinson Córdoba (Aparcor) y Asociación Cordobesa de Esclerosis Múltiple (ACODEM) se incorporan a Córdoba Social Lab.

Córdoba Social Lab es un espacio para el fortalecimiento del Tercer Sector de Córdoba y la promoción y fomento de la innovación social. Desde su constitución en 2014, distintas entidades se han ido sumando aportando experiencia y propuestas para dar solución a desafíos sociales. Por su especial potencial innovador y de impacto, desde el pasado 28 de marzo Acuarela de Barrios, APARCOR y ACODEM también forman parte de este grupo.

 

Acuarela de Barrios nace en Lucena 2012 con el objetivo de favorecer un desarrollo integral en menores y jóvenes que se encuentran en una situación de riesgo o exclusión social. La Fundación que, entre otras actuaciones, utiliza el deporte, la música y el baile como herramienta para la transformación social, ha recibido diversos reconocimientos a nivel nacional y regional. 

 

La Asociación de Parkinson de Córdoba (Aparcor) se constituyó en el año 2000. El objetivo principal de esta entidad es mejorar la calidad de vida de las personas con la enfermedad de Parkinson y los familiares/cuidadores. Su principal aportación ha sido el desarrollo de actuaciones para cubrir las necesidades generales, con contenidos basados en la evidencia científica, y una gestión responsable de los recursos.

 

Asociación Cordobesa de Esclerosis Múltiple (ACODEM), fue creada en 1996 para procurar la mejora de la atención asistencial de los afectados/as de Esclerosis Múltiple y familiares, así como fomentar la investigación científica que permita encontrar algún día la solución a esta enfermedad. Esta es una de pocas organizaciones que vienen creciendo en los últimos años debido a la mejora en la especialización en la detección y tratamiento en estos casos.

 

¡Seguimos creciendo juntos/as! GRACIAS.

 

CSL elabora el nuevo plan estratégico para 2017-2018

El Plan Estratégico 2017-2018 de Córdoba Social Lab (CSL) verá la luz en los próximos meses. Este Plan es fruto del trabajo de co-creación de las entidades y personas que forman parte de CSL y que se ha desarrollado de manera intensiva entre los meses de noviembre y diciembre de 2016.

 
El grupo, impulsado por la Fundación Cajasur en 2014, es hoy un espacio disponible para los actores sociales de la provincia de Córdoba que aboga por la promoción de la innovación social y el fortalecimiento del Tercer Sector en nuestra provincia. Para el siguiente bienio, CSL pondrá uno de sus focos en la relación ONG-Empresa, prestando especial atención a las relaciones con las PyMES cordobesas.

 
Con el objetivo final de establecer caminos de colaboración a largo plazo que permitan beneficios sociales a partir de procesos basados en la innovación social, en estos dos próximos años se prevé la realización de espacios de encuentro, reflexión y aprendizaje mutuos que permitan conocer mejor a las empresas que ya están llevando a cabo o interesadas en programas de RSE en nuestra provincia y ponerlas en contacto con las entidades de CSL.

 
Otros aspectos destacados y que serán tenidos en consideración en este Plan Estratégico son las relaciones externas de CSL y la necesidad de visibilizar el grupo como un referente de innovación social y no sólo una agrupación de entidades del Tercer Sector en la provincia, ante la sociedad y otros actores sociales, para lo que se dedicará una parte especial del mismo a la reflexión acerca de la propia identidad, abordando aspectos como la misión, visión y valores.

 
Son estas las conclusiones principales de un proceso de construcción colectiva de las entidades de CSL, las verdaderas protagonistas. Tras estos dos años, donde se han llevado a cabo 50 actividades propias y se ha dado pie a numerosas colaboraciones entre las organizaciones integrantes del grupo motor avanzamos en el proceso de maduración del grupo y del proyecto.