Entradas

Próximo encuentro entre empresas y entidades sociales para establecer caminos de colaboración a largo plazo

El ​Grupo Motor ONG-Empresa de Córdoba Social Lab (CSL) prepara para este primer cuatrimestre de 2019 un evento que favorecerá la aproximación entre el sector social y empresarial de la provincia de Córdoba con el objetivo final de establecer caminos de colaboración a largo plazo que permitan beneficios sociales a partir de procesos basados en la innovación social.

A través de este evento, se busca construir un espacio de encuentro, reflexión y aprendizaje que permita un conocimiento mutuo entre las entidades sociales de CSL y las empresas sensibilizadas con programas de Responsabilidad Social Emprearial (RSE) en la provincia.

Esta estrategia de fortalecimiento de la relación ONG-Empresa se encuentra recogida en el Plan Estratégico de CSL, que se desarrolló a finales de 2016 de forma colaborativa y participativa entre las entidades y personas que forman parte de este grupo.

Esta primera actividad de acercamiento contemplará un espacio de ​encuentro propiamente dicho entre ONGs y empresarios a través de mesas temáticas en las que los participantes, empresariado y organizaciones, podrán abordar las principales temáticas en que pueden trabajar juntos para afrontar los desafíos sociales en Córdoba.

Así mismo, durante el evento contaremos con algunos invitados representativos de la colaboración entre ONG y empresa y también se difundirán algunos casos relevantes de buenas prácticas locales, que habremos detectado previamente.

Córdoba Social Lab, impulsado por la Fundación Cajasur en 2014, es hoy un espacio disponible para los actores sociales de la provincia de Córdoba que aboga por la promoción de la innovación social y el fortalecimiento del Tercer Sector en la provincia.

Los grupos de trabajo ONG-Empresa e Identidad y Comunicación continúan con su trabajo en Córdoba Social Lab

El miércoles 31 de Mayo, 25 de los miembros de Córdoba Social Lab nos volvimos a reunir en el espacio de la Calle Reyes Católicos para continuar con el trabajo de los grupos específicos de ONG-Empresa e Identidad y Comunicación.

Durante la mañana de intenso trabajo para todas las personas participantes, el grupo de ONG-Empresa, bajo el fin último de contribuir al desarrollo sostenible local, comenzó con una de las primeras actividades contenidas en el Plan Estratégico para CSL durante 2017 y 2018, la realización de un mapeo de empresas en Córdoba y provincia que puedan ser potenciales colaboradores del laboratorio. Más de 100 empresas fueron detectadas y se estuvo trabajando también en el modo de acercarnos a ellas. Otras ideas e iniciativas surgieron durante la mañana, como la creación de una FAQ que nos permita ayudar a las empresas a resolver las dudas o preguntas que puedan tener en relación al Tercer Sector.

Por su parte, el grupo de Identidad y Comunicación, centró su actividad en el documento base de organización y funcionamiento interno de Córdoba Social Lab, un paso importante para el grupo motor de CSL, un grupo abierto y sin reglas estrictas, que por primera vez se lanza a establecer unas normas mínimas de funcionamiento, eso sí, de carácter flexible.

Aún antes del verano, ambos grupos volverán a reunirse, para seguir con el trabajo iniciado y programar los próximos pasos a seguir.

Entrevista a Germán Granda, Director General de Forética

Licenciado en CC. Económicas y Empresariales y  Ciencias Políticas y Sociología, el Director de Forética, durante un café con nosotros, nos aproxima a la Responsabilidad Social Empresarial, especialmente en el caso de las pymes.

Granda forma parte del Grupo de Expertos en Responsabilidad Social Empresarial del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales y es experto español por la Comisión Europea en el proceso de discusión de la estrategia europea sobre Responsabilidad Social. Además, pertenece a los grupos de normalización de AENOR “Instrumentos financieros éticos” y “Sistemas de Gestión ética de las organizaciones. Requisitos para el ejercicio de la Responsabilidad Ética y Social”.

– Se habla mucho últimamente de RSE pero, ¿nos referimos también a empresas medianas y pequeñas y ONGs de menor tamaño? 

“Todas las organizaciones, independientemente de su tamaño, generan un impacto en el entorno en el que operan, entre sus grupos de interés y en la sociedad con la que interactúan. Evidentemente, los impactos que producen las grandes empresas tienen un alcance macro mayor, pero no podemos olvidar que las pymes suponen la mayor parte del tejido empresarial español, lo que hace que la implicación de éstas con la responsabilidad social sea esencial. De hecho, un 54% de las empresas certificadas según la Norma SGE 21 de Forética (estándar auditable y certificable que establece los requisitos que debe seguir una empresa u organización para integrar la RSE en su estrategia y gestión) son pymes. Lo que hay que tener claro es que en el fomento e integración de la responsabilidad social todos tenemos un papel, incluidos los propios consumidores, que juegan un rol esencial en la demanda de un comportamiento responsable en las empresas”.

“Los propios consumidores juegan un rol esencial en la demanda de un comportamiento responsable en las empresas”

 

– ¿Puede una pequeña ONG colaborar con una gran empresa o viceversa? 

“Por supuesto que las pequeñas ONG pueden colaborar y ofrecer su apoyo a las grandes empresas, y viceversa. Es más, esta colaboración es estratégica para ambas partes. Las ONG de cualquier tamaño, por su posición cercana a la sociedad y al entorno, pueden ofrecer a las empresas la posibilidad de conocer cómo pueden orientar de forma más clara sus acciones en la comunidad a la que impactan. Uno de los proyectos clave de Forética en este ámbito es precisamente el impulso de esta colaboración a través del voluntariado corporativo en el llamado Give and Gain o Semana Internacional del Voluntariado Corporativo, cuya edición española lideramos. Este año ha tenido lugar del 21 al 28 de abril y se trata de una semana en la que empresas y ONG colaboran para realizar actividades de voluntariado, en las que las empresas ceden tiempo de sus empleados para que lo destinen a labores orientadas a la inclusión, la mejora del entorno, la ayuda a personas en alto riesgo de exclusión… Actividades que no serían posibles sin esta colaboración, que logra que en sus siete ediciones en el Give and Gain en España se haya conseguido beneficiar a más de 60.000 personas gracias a la implicación de 9.000 voluntarios de más de 300 empresas junto a más de 400 ONG (son datos previos a falta de cerrar la medición de impacto de la última edición)”.  

– ¿Por qué crees que este tipo de colaboraciones están en auge? 

“Fundamentalmente porque son estratégicas para ambas partes y sirven a un objetivo común de maximización del impacto positivo. Las empresas pueden contar con el apoyo de las ONG para orientar mejor sus acciones gracias al expertise que éstas tienen acerca de los colectivos beneficiarios y de su contexto, y las ONG pueden apoyarse en las empresas y en los recursos que éstas les facilitan para conseguir que su labor tenga un impacto mayor que el que ya tiene. Cada vez más, en RSE, vemos que colaborando podemos llegar más lejos que caminando solos, y que las alianzas con los grupos de interés clave son la base de una estrategia empresarial de RSE bien entendida, no sólo en el ámbito social sino también en el ambiental y de transparencia. Lo vemos en proyectos de Forética como la iniciativa Vida Sostenible en Ciudades, a través de la cual estamos recibiendo hasta el 3 de junio proyectos colaborativos de empresas y sus grupos de interés para la mejora de los núcleos urbanos”.

 

“Un 54% de las empresas certificadas según la Norma SGE 21 de Forética (…) son pymes. (…) Son muchas las pymes que han consolidado su apuesta por la responsabilidad social y asentado modelos de gestión estructurados en base a ella.”

 

– Córdoba Social Lab está formado por entidades de muy diverso tamaño y no todas ellas habituadas a colaborar con las empresas. Desde tu experiencia, ¿qué les dirías a las pequeñas ONGs que están dudosas o inseguras a la hora de iniciar este tipo de colaboración?

“Les diría que la colaboración y la búsqueda de objetivos comunes son elementos fundamentales para hacer frente a los retos presentes en la sociedad actual. El desempleo -particularmente entre los jóvenes-, la exclusión a la que se enfrentan distintos colectivos o los problemas ambientales que afectan al entorno de estas entidades, entre otros, son retos que no pueden asumirse unilateralmente. Son desafíos en los que todos tenemos un papel y en los que la colaboración es indispensable. Las organizaciones pequeñas, tanto ONG como pymes, tienen mucho que aportar a la hora de afrontar estos retos, pero sólo mediante la colaboración y el trabajo conjunto se podrán lograr objetivos de mayor impacto y más estratégicos”.

“Las ONG de cualquier tamaño, por su posición cercana a la sociedad y al entorno, pueden ofrecer a las empresas la posibilidad de conocer cómo pueden orientar de forma más clara sus acciones en la comunidad a la que impactan”.

 

– Teniendo en cuenta que la mayoría de empresas en Córdoba y provincia son también medianas y pequeñas, ¿cómo nos aconsejarías iniciar un proceso de diálogo y cooperación?

“La integración de modelos de gestión basados en la sostenibilidad y en la responsabilidad social es uno de los retos clave para las pymes, y un reto que éstas asumen de manera cada vez más mayoritaria. Como he comentado, a través de nuestra norma de gestión ética, la SGE 21, son muchas las pymes que han consolidado su apuesta por la responsabilidad social y asentado modelos de gestión estructurados en base a ella. Esto hace que el acercamiento y la llamada a la colaboración esté siendo cada vez más sencilla, sentando las bases entre las pequeñas y medianas empresas de que la responsabilidad social no sólo es deseable sino imprescindible y que parte de este reto se asume a través del diálogo con sus grupos de interés. Desde Forética, por ejemplo, y relacionado con el tema del empleo joven antes mencionado, tenemos abierta la convocatoria a pymes para participar en el proyecto europeo EU Talent, que trata de fomentar las prácticas profesionales de calidad en este tipo de empresas en colaboración con entidades educativas. En definitiva, estamos viendo cómo las pymes y las grandes empresas están creando puentes con sus distintos grupos de interés que evidencian que la colaboración genera un importante beneficio para todos”.

Los grupos de trabajo de CSL se ponen en marcha

El pasado 18 de Abril, el grupo motor de Córdoba Social Lab volvió a encontrarse, esta vez en la sede de los compañeros de Asociación Estrella Azahara, ubicada en el barrio de Las Palmeras, en Córdoba.

Más de 20 personas del tejido asociativo cordobés estuvimos trabajando durante la jornada en la concreción de las acciones a implementar por el grupo durante los ejercicios 2017 y 2018, que se incluyen en el Plan Estratégico para el bienio y fueron consensuadas y aprobadas por todas las organizaciones miembro.

 Durante la mañana, el grupo de trabajo en Comunicación e Identidad, ha manifestado que es importante mantener y acrecentar el posicionamiento de CSL como “un espacio de referencia de Innovación Social“, un grupo “diverso y abierto de entidades donde sumar innovando“.

“Somos un espacio de participación, colaboración e innovación social que trabaja para afrontar los desafíos sociales en Córdoba y provincia”.

Por su parte, los y las compañeros/as que participaron en la sesión de ONG-Empresa, han trabajado en la definición de las acciones que propiciarán un acercamiento entre las organizaciones sociales y el sector  empresarial en Córdoba. Entre las primeras actuaciones, se comenzará a trabajar en la realización de un “evento marco 0“, así como “mesas de oportunidad“, que permitan “ampliar el conocimiento mutuo” e “identificar posibles formas de colaboración“.

Las empresas como entidades de promoción del voluntariado

Pilar Pineda, Presidenta de la Plataforma para el Voluntariado de Córdoba nos acerca a la Ley de Voluntariado, que reconoce las nuevas formas de voluntariado emergente, como el realizado desde las empresas:

La Ley 45/2015, de 14 de octubre, de Voluntariado, da cobertura a la acción voluntaria y apuesta por un voluntariado abierto, participativo e intergeneracional, que combina las dimensiones de ayuda y participación, sin renunciar a su aspiración a la transformación de la sociedad y enfocado más a la calidad que a la cantidad.

Se valoran y reconocen las nuevas formas de voluntariado emergente, como la empresa, la universidad y la Administración pública.

Es así como su artículo 21 habla “De la promoción del voluntariado desde las empresas”, expresando lo siguiente:

  1. Con el fin de fomentar una mayor visibilidad e impulso del voluntariado en la sociedad, las empresas podrán promover y participar en programas de voluntariado siempre que las actuaciones que realicen puedan calificarse como de interés general, se incluyan en alguno de los ámbitos de actuación de voluntariado y respeten los valores y principios que inspiran la acción voluntaria.
  2. Las actuaciones de voluntariado de las empresas podrán llevarse a cabo mediante la incorporación de los trabajadores que decidan participar libre y voluntariamente como voluntarios en programas promovidos por entidades de voluntariado en colaboración con la empresa.
  3. Reglamentariamente se establecerán las especialidades pertinentes a efectos de fomentar y facilitar que las Pymes promuevan y participen en programas de voluntariado.

Así aparece en la Ley, y actualmente estamos en pleno desarrollo del Reglamento de dicha Ley, donde aparezcan especificadas las acciones que se acojan a este artículo.

La realidad de las empresas, como entidades de promoción de voluntariado, tiene muchos aspectos sobre los que reflexionar, sobre todo al estar directamente relacionadas, en muchos casos, con la responsabilidad social de las propias empresas e identificarse estas acciones con el voluntariado corporativo.

Cada acción desarrollada por una empresa, siempre que esté contemplada como acción de interés general, como voluntariado corporativo requiere de la realización de un análisis, diseño, implantación, evaluación y control.

Tener un planteamiento claro con respecto a este tema es muy importante para evitar los riesgos de este tipo de programas, vinculados a la falta de conocimientos sobre el sector asociativo, poca distinción de los límites laboral/voluntario, desmotivación de las personas participantes, mayor carga de gestión para las entidades,…

Poco a poco contamos con experiencias muy positivas sobre este tipo de acciones que reconocen el valor de este compromiso solidario, y el beneficio directo en el desarrollo de los valores tanto de la empresa como de las personas empleadas.

 

*Elaborado por Pilar Pineda, Presidenta de la Plataforma de Voluntariado de Córdoba.

 

El grupo motor de CSL realiza su primer encuentro de 2017

El pasado martes 28 de marzo, el grupo motor de Córdoba Social Lab realizó su primer encuentro de este 2017, a la que asistieron más de 30 personas de distintas entidades. En esta ocasión nos acompañaron tres nuevas entidades que se suman al espacio CSL: Acuarela de Barrios, Asociación Parkinson Córdoba (APARCOR) y Asociación Cordobesa de Esclerosis Múltiple (ACODEM).

 

La jornada fue presentada por Juan Miguel Luque y Ángel Cañadilla de Fundación Cajasur, entidad que impulsa CSL desde 2014, quienes destacaron la importancia de la formación interna del grupo motor y mencionaron la aparición de CSL como ejemplo de buena práctica en la publicación de Funcas “El papel de la nuevas fundaciones y cajas de ahorro”. El equipo dinamizador de Fundación Xul acompañó la mañana de trabajo, que se enfocó principalmente en la presentación y validación del Plan Estratégico de CSL para 2017 y 2018 y el Mapa de Recursos de las entidades del grupo. Estos documentos son resultado del trabajo de co-creación  que las entidades miembro vienen realizando durante los últimos meses. Otro asuntos tratados fueron la estrategia de comunicación, las opciones de contenido para la próxima formación interna a realizar en 2017 y la definición de roles y grupos de trabajo necesarios para el desarrollo del Plan.    

 

Sin perder la naturaleza e identidad de Córdoba Social Lab y alineadas con los objetivos generales de CSL, los objetivos estratégicos para 2017 y 2018 pondrán un foco especial en la relación ONG-Empresa y la comunicación tanto interna como externa. En este período, entre otras actuaciones, se prevén organizar eventos y espacios de encuentro entre Tercer Sector y empresas y una estrategia de comunicación para CSL.

 

En un par de semanas, el grupo de entidades volverá a reunirse, en esta ocasión en grupos de trabajo y en la sede de una de las organizaciones integrantes, la Asociación Estrella Azahara, para ponerse manos a la obra en el desarrollo de las actuaciones acordadas.

CSL elabora el nuevo plan estratégico para 2017-2018

El Plan Estratégico 2017-2018 de Córdoba Social Lab (CSL) verá la luz en los próximos meses. Este Plan es fruto del trabajo de co-creación de las entidades y personas que forman parte de CSL y que se ha desarrollado de manera intensiva entre los meses de noviembre y diciembre de 2016.

 
El grupo, impulsado por la Fundación Cajasur en 2014, es hoy un espacio disponible para los actores sociales de la provincia de Córdoba que aboga por la promoción de la innovación social y el fortalecimiento del Tercer Sector en nuestra provincia. Para el siguiente bienio, CSL pondrá uno de sus focos en la relación ONG-Empresa, prestando especial atención a las relaciones con las PyMES cordobesas.

 
Con el objetivo final de establecer caminos de colaboración a largo plazo que permitan beneficios sociales a partir de procesos basados en la innovación social, en estos dos próximos años se prevé la realización de espacios de encuentro, reflexión y aprendizaje mutuos que permitan conocer mejor a las empresas que ya están llevando a cabo o interesadas en programas de RSE en nuestra provincia y ponerlas en contacto con las entidades de CSL.

 
Otros aspectos destacados y que serán tenidos en consideración en este Plan Estratégico son las relaciones externas de CSL y la necesidad de visibilizar el grupo como un referente de innovación social y no sólo una agrupación de entidades del Tercer Sector en la provincia, ante la sociedad y otros actores sociales, para lo que se dedicará una parte especial del mismo a la reflexión acerca de la propia identidad, abordando aspectos como la misión, visión y valores.

 
Son estas las conclusiones principales de un proceso de construcción colectiva de las entidades de CSL, las verdaderas protagonistas. Tras estos dos años, donde se han llevado a cabo 50 actividades propias y se ha dado pie a numerosas colaboraciones entre las organizaciones integrantes del grupo motor avanzamos en el proceso de maduración del grupo y del proyecto.

csl2016_presentacion

Inicio de actividades 2016-2017

Hola de ruta 2016-17

El día 18 de octubre Córdoba Social Lab reunió a los miembros de su grupo motor con el propósito de iniciar el período de actividades 2016-17. Sirvió de ocasión también para que las nuevas integrantes se dieran a conocer y tomaran contacto con las prácticas y métodos del colectivo.

Nuevos miembros: Federación Kamira, Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, Plataforma del Voluntariado Córdoba.

Hoja de ruta

Hechas las debidas presentaciones, los impulsores del CSL avanzaron las propuestas y temáticas generales sobre las que el colectivo debería trabajar hasta 2017. Una vez se expusieron los ejes estratégicos se abrió el turno dialogado a los concurrentes con el objeto de enriquecer los planteamientos de una manera crítica y propositiva; por su parte, el equipo dinamizador abundó en la conveniencia de fijar una estrategia compartida, sujeta a una metodología flexible y muy comunicada, rigurosa y eficaz, para concluir con ejemplos de experiencias positivas contrastadas.

Temática

En Córdoba Social Lab afrontar las necesidades sociales es hacerlo desde una cuidada matriz formal, si bien la participación y cooperación rigen el punto de partida. Para este nuevo ciclo los procesos de trabajo se centrarán en la relación ONG-Empresa, ahondando en este simbiosis necesitada de impulsos win-to-win  y soluciones sostenibles y la necesidad de la visualización del Tercer sector de Córdoba. Se aboradarán así mimso una reflexión sobr e la propia identidad de CSL y la temática de la captación de fondos.

Es pronto para decirlo, sí, pero es solo una cuestión de tiempo y trabajo. Los buenos resultados nos aguardan.