“Nuestros chavales alzan su voz a modo de rap”, Ana Franco, Directora de Fundación Acuarela de barrios

Fundación Acuarela de barrios nace el 11 de abril del 2013 con el propósito de promover un desarrollo integral en menores y jóvenes que viven una situación de desventaja social.  Para conseguir tal objetivo, desarrollamos actividades dentro del  ámbito socioeducativo.

Uno de los proyectos más novedosos y atractivos que desarrollamos para lograr la inclusión de los chavales en las aulas y calles de nuestro pueblo es la Escuela de Rap. Este género musical que tanto les apasiona a los jóvenes de hoy en día se ha convertido en una herramienta de integración muy potente. Hemos comenzado a impartir talleres de rap en los centros docentes en horario extraescolar, trabajamos el rap urbano una vez por semana, en la calle, logrando la participación activa de personas que se unen a batallas de gallos improvisadas, composiciones de letras grupales, y competiciones de flow improvisado.

Los chavales de Fundación Acuarela de barrios se encuentran con la oportunidad de desarrollar su talento creativo y musical, en igualdad de posibilidades que el resto de sus iguales, erigiéndose en algunos casos como líderes de las actividades que desarrollamos fuera de nuestras instalaciones.  Podemos afirmar que nuestros chavales alzan su voz a modo rap, y de esta manera dan a conocer el enorme potencial que atesoran, así como los sueños por los que luchamos todas las personas que formamos parte de esta gran familia llamada Acuarela de barrios.

La Asociación síndrome de Down de Córdoba trabaja por la justicia social y derechos igualitarios

El síndrome de Down es una alteración genética consistente en la existencia de un cromosoma más (trisomía) en el par 21. Esta alteración aparece en uno de cada mil niños nacidos y se caracteriza principalmente, además del aspecto general que todos reconocemos, en una discapacidad intelectual con mayor o menor intensidad. 

“Down Córdoba ha luchado por hacer visible a la población con síndrome de DOWN y por su inclusión en nuestra sociedad”

En el año 1988, la contingencia de nacimientos de niños y niñas con síndrome de Down en Córdoba durante los años previos, trajo consigo la creación de la Asociación síndrome de Down de Córdoba (DOWN CÓRDOBA) con el fin de dar respuesta a las necesidades que plantean estas personas y sus familias.

En estos treinta años de recorrido, Down Córdoba ha luchado por hacer visible a la población con síndrome de DOWN y por su inclusión en nuestra sociedad (escuela, trabajo, ocio y tiempo libre…) siempre bajo las premisas del modelo social de discapacidad.

 “Hoy por hoy, el porcentaje de niños y niñas escolarizadas en Educación Obligatoria ordinaria, supera el 80% “.

Como resultado de este esfuerzo, hoy por hoy, el porcentaje de niños y niñas escolarizadas en Educación Obligatoria ordinaria, supera el 80% y 12 personas están incluidas en empleo ordinario en diversas empresas de Córdoba, de un total de 60 personas en edad laboral atendidas por la entidad.

Por otra parte cada vez son más las acciones y actividades de la vida diaria en las que personas con síndrome de Down se incluyen dando ejemplo de normalidad y visibilidad del colectivo ante la sociedad cordobesa.

Ya lo dijo Gandhi: “Sé el cambio que quieras ver en el mundo”. Un artículo de Carmen Mejías (Cosfera).

“Cada vez que me preguntan qué tal me fue por Ginebra, no puedo evitar que una sonrisa me ilumine la cara. Aún no puedo decir si la experiencia me gustó, si la disfruté o si la aproveché al 100%. Lo que sí puedo decir es que ha sido una experiencia única, que me ha removido mucho internamente, y que me ha hecho crecer como persona.

Para mí no ha sido fácil, porque encontré una barrera con el idioma (inglés) que me consumía mucha energía y porque no estaba preparada para lo que iba a experimentar. En relación al idioma, he tenido unas compañeras de viaje que han sido increíbles, Ana y Belén, y me he sentido muy cuidada por ellas. Desde luego, si hubiera ido con otras personas, el viaje hubiera sido muy diferente. Creo que esta experiencia nos ha sobrevenido en un momento muy importante en la vida de cada una. Nos ha ayudado a estar preparadas ante el cambio, a sacar la fuerza que llevamos dentro, y a mirarnos muy cerca en un espejo.

Durante los primeros días del training, nos transformaron en “Changemakers”. Utilizando diferentes dinámicas, desde la organización de Euforia, generaron un impacto interno para que eso repercuta en nuestro alrededor, generando acciones que produzcan a su vez impacto. Es como una gota de agua que cae en un lago, y genera ondas a su alrededor. Ya lo dijo Gandhi: “Sé el cambio que quieras ver en el mundo”. Gracias al programa Unleash de Euforia, contamos con diferentes herramientas, metodologías y motivaciones para generar el cambio que buscamos.

La otra parte del training ha consistido en el programa Radical Collaboration. Con diferentes herramientas y técnicas, nos han enseñado a desarrollar proyectos de forma colaborativa, a resolver conflictos y a negociar de forma equitativa. Pero también ha sido algo desde dentro hacia afuera. Según este programa, conociéndote mejor tú mismo, es más fácil establecer relaciones con otras personas, ya que te hace más empático, lo que favorece las colaboraciones con otras personas.

Para finalizar, darle las gracias a CoSfera, que bajo el paraguas de Córdoba Social Lab me ha permitido vivir esta experiencia única. Gracias a mis compañeras de viaje, Ana y Belén por su apoyo y cariño”.

Carmen Mejías es una de las participantes de la formación Unleash, a la que han asistido también las compañeras de Córdoba Social Lab Belén Sánchez, de ADSAM, y Ana Rojas, de Fundación Xul.