#SISCórdoba: II Semana de la Innovación Social

SISCórdoba ha sido la oportunidad de pulsar las temáticas más relevantes en este momento para el sector social de Córdoba y hacerlo a través del debate, la confrontación de ideas, la presentación de casos y experiencias, el trabajo formativo y la generación de momentos de encuentro e intercambio.

Más de 200 personas asistieron a las 5 sesiones en las que se dividió el programa, dedicadas a la relación del Tercer sector con la sociedad, la inclusión, la discapacidad y la innovación sociales, a través de 12 actividades con 44 personas como ponentes. La configuración del programa contó con la participación de 17 entidades y es resultado del trabajo colaborativo generado en Córdoba Social Lab, el espacio de fortalecimiento del Tercer sector y fomento de la innovación social que dinamiza Xul Comunicación Social e impulsa Fundación Cajasur.

 

Conclusiones:

• Las organizaciones sociales están plenamente legitimadas por la sociedad cordobesa para realizar su labor, como expuso la investigadora y profesora Pilar Tirado (Universidad Loyola Andalucía) en la presentación de los resultados preliminares de un Estudio de percepción del sector de Acción social de Córdoba.
Alrededor de un 90% de las 1.245 personas encuestadas expresaron que estas organizaciones contribuyen a la transformación y el cambio social.

• Las organizaciones cordobesas deben hacer un esfuerzo por explicar mejor la labor que realizan, pues un 78% de los encuestados afirmó que la información que hay sobre estas organizaciones le parece poco o insuficiente.

• Cada vez existen más casos de relaciones entre las organizaciones sociales y diversos sectores de la sociedad, en los que se construyen relaciones de mutuo beneficio y no de estricta dependencia, como se evidenció en el panel de experiencias ONG-Empresa o en el debate sobre la introducción de las cláusulas sociales en la administración pública.

• La diversificación de las fuentes de recursos con los que se financian las organizaciones sociales es una realidad que ha conformado un mix en el que a las clásicas subvención pública y concertación de servicios públicos, se añade la financiación ajena y la generación de recursos propios. Ejemplos de ellos son La Bolsa Social e Innobas.
También existe la realización de actividades económicas, como forma de generar ingresos y a la vez propiciar la inserción sociolaboral, como los casos que nos trajeron Txema Franco de Lantegi Batuak, Blas Molina de Prode, Santiago Cañizares de Fepamic y Pablo Moratalla de Ehlabe.

• Por último, y con una enorme fuerza, se evidenció y defendió la necesidad de estrategias integrales de intervención a nivel de barrios y de ciudad si queremos propiciar la transformación social y reducir la altísima desigualdad que presenta actualmente nuestra sociedad.
Así quedó expuesto en primera persona por agentes y vecinos del barrio de Las Palmeras y por Nat Defriend de The Young Foundation cuando expuso el programa Amplify y sus resultados en la ciudad británica de Leeds.

 

#SISCórdoba 2016 en prensa:

Más de 200 personas asisten a la Semana de la Innovación Social – Diario Córdoba
Innovación y solidaridad se dan cita en la Semana de la Innovación Social en Córdoba – Córdoba Hoy
Más de 200 personas participan en la II Semana de la Innovación Social – El Día de Córdoba
Fundación CajaSur reúne la próxima semana en Córdoba a expertos en innovación social – ElEconomista

Experiencias CSL: POBREZA

 

Casi 50 personas asistieron a esta experiencia CSL, que versó en torno a la temática de cómo avanzar en la coordinación de la respuesta frente al problema de la pobreza en Córdoba.

En el espacio del Córdoba Social Lab, la Red Co-Habita presentó su experiencia en la temática. Además de la Red, tres organizaciones que forman parte de CSL (Guadalquivir Futuro, ADSAM y Estrella Azahara) y el Hospital San Juan de Dios, expusieron brevemente su visión y experiencia en relación al tema tratado.

 

 

Así lo contó el diario ABC:

 

La Fundación Cajasur, a través de su iniciativa Córdoba Social Lab, reunió ayer a cinco ONG´s e instituciones locales (Ayuntamiento, Fundación Prolibertas, Adsam, Guadalquivir Futuro y el Hospital San Juan de Dios) para debatir, junto a una veintena de agentes sociales, sobre «cómo avanzar en la coordinación de respuestas frente al problema de la pobreza enCórdoba».

Uno de los participantes fue Javier Lucena, técnico del Área de Servicios Sociales del Consistorio, que presentó la Red Co-Habita, un proyecto que comenzó a funcionar en noviembre de 2014 -aunque no de manera oficial hasta junio del año siguiente- para atender a las personas sin hogar de la ciudad. Esta iniciativa, formada por el propio Ayuntamiento, junto con entidades que ayudan a los «sin techo» como Cruz Roja, la Fundación Prolibertas y la Asociación de Encuentro y Acogida al Toxicómano (Adeat), ha llevado a cabo el primer estudio cuantitativo de los «homeless» en Córdoba.

Lucena explicó que ese primer recuento dio como resultado que en la capitalse calcula que hay unas 250 personas sin hogar según los criterios marcados por la UE para definir este perfil humano. En este informe, realizado hace tres meses a partir de datos recogidos en la calle y en los centros de acogida de las organizaciones, también se puso de manifiesto que un 9,5 por ciento de los hogares cordobeses padece privación material severa y que el 30,4 por ciento de la población local se encuentra en riesgo de pobreza.

 

Otro de los intervinientes fue el director del comedor social de los Trinitarios, Eduardo García, que acudió a la reunión en representación de la Fundación Prolibertas. Este experto expuso la experiencia de 26 años de este servicio en Córdoba, que diariamente atiende a unas 70 personas. A su juicio, los niveles de pobreza en la capital han ido creciendo en los últimos años debido a la crisis. Eso sí, el perfil de la persona sin recursos ha cambiado. «Actualmente, nos encontramos con personas que no tienen una problemática social tan acusada, pero sí necesitan alguna ayuda puntual para salir adelante debido a la crisis».

Taller práctico sobre preparación y gestión de Proyectos Europeos

Los días 24 y 25 de noviembre, el Córdoba Social Lab se reunió para tratar la temática de los proyectos europeos y cómo gestionarlos con mayor eficacia.

En el nuevo periodo de programación 2014-2020 de la Unión Europea se ha introducido como novedad una mayor simplificación administrativa y financiera de dichos programas para facilitar el acceso a los fondos europeos a todo tipo de entidades.

Además, para este nuevo periodo, la Unión Europea ha dispuesto fondos que superan los 900.000 millones de euros para desarrollar proyectos en el marco de estos programas y fondos, y en una multitud de ámbitos: empleo, empresas, educación, cultura, deportes, innovación, justicia, etc.

Saber aprovechar todas estas oportunidades de manera óptima era el objetivo final de este curso, eminentemente práctico, que dotó a los participantes del conocimiento sobre el manejo de las herramientas necesarias para diseñar, presentar, gestionar y justificar un proyecto europeo con las máximas garantías de éxito en términos de eficiencia, eficacia y calidad.

La formación corrió a cargo de las consultoras Tamara Hodas y Valle Casado, del grupo ONECO, expertas en la consultoría operativa y estratégica, especializada en la gestión integral de proyectos, fundamentalmente de aquellos financiados con Fondos Europeos.

Reuniones Córdoba Social Lab (CSL)

La segunda edición del Córdoba Social Lab tuvo como comienzo este año una reunión de trabajo en julio, donde los miembros del año anterior se reunieron para analizar los aciertos y errores de la primera edición. Tras la presentación de la Fundación XUL y la Fundación Cajasur del programa para 2015/2016, las organizaciones aportaron sus análisis para la mejora del mismo en una sesión de trabajo colaborativo.

Una vez acabó el verano, Córdoba Social Lab tuvo su primer encuentro oficial del nuevo año en septiembre, donde todos los agentes reunidos trataron el valor social del trabajo realizado por las organizaciones del tercer sector y el valor diferencial respecto a otras entidades. Posteriormente, en cuatro grupos, plantearon los ejes de actuación del CSL para el curso: Visión de futuro, desarrollo, percepciones y financiación.

El 8 de octubre, en su segundo encuentro, se abordaron mediante debates y grupos de trabajo las acciones prácticas que, como grupo, CSL debería tomar ante los técnicos de la administración, las empresas, la ciudadanía y los mismos empleados de cada entidad perteneciente al mismo CSL.

Tras esta sesión, en noviembre se trabajó arduamente para dar a conocer la labor de las entidades del tercer sector en Córdoba. El análisis de los datos obtenidos en la reunión anterior ayudaron a identificar el público objetivo de las organizaciones y elaborar planes de acción al respecto.

El reto para el trabajo de 2016 será llevar a cabo tales planes y seguir ayudando al tercer sector de la ciudad a crecer cada mes. Las experiencias, reuniones y formaciones que quedan por llegar serán la manera de hacerlo posible.

Taller teórico-práctico: “Introducción a la Medición y Evaluación del Impacto Social” de Susana Balet Robinson

Este taller, impartido el 27 y 28 de octubre, estuvo orientado a la formación para medir el impacto social de los proyectos que llevan a cabo los 26 miembros del Córdoba Social Lab cada día. Este tipo de mediciones son cada vez más conocidas en el tercer sector, y es una tendencia en alza que CSL no podía dejar atrás en sus actividades.

La sesión combinó en todo momento la parte teórica con una intensa actividad de los asistentes en debates, prácticas, compartiendo experiencias y trabajos en grupo. Se abordaron los siguientes contenidos:

  • Introducción a la medición de impacto.
  • Ciclo de la medición.
  • La teoría del cambio.
  • La cadena de valor social.
  • Diferenciación entre outputs, outcomes e impactos.
  • Cómo construir buenos indicadores.

La formación fue impartida por Susana Balet Robinson, consultora de Stone Soup Consulting, que trabajan con diferentes organizaciones interesadas en aumentar su valor social. Están especializados, entre otras materias, en la medición y evaluación de impacto social y comparten sus conocimientos a través de formaciones desde hace cuatro años.